Tres acciones para caminar recto en medio de la tempestad

La situación que se nos presentó con la llegada del coronavirus nos sacó de nuestra rutina y nos obliga a operar sin tener un panorama claro del futuro. 
Podemos consumir cientos de noticiarios y artículos y todos concuerdan en lo mismo, la realidad cambió y se desconoce hasta cuándo volveremos a la nueva normalidad. Por consecuencia, tenemos que aprender a accionar aun cuando la incertidumbre está en el aire. ¡Es un gran desafío! Por eso quiero llenarte de herramientas para vencerlo.
Anticipo que tenemos que comprender que a algunas personas se les hace más fácil manejar la incertidumbre que otras, por eso debemos ser empáticos y solidarios. Recuerda que tú puedes estar en un canal y convertir la incertidumbre en motivación, pero hay personas que todavía están asimilando el giro que dio su vida por causa de la pandemia. Es cierto, que toda incertidumbre trae ansiedad, miedo y desasosiego, pero cada cual canalizará y lo manejará según sus circunstancias. No podemos presionarlos, hay que darles su espacio.
¿Cómo puedo sostenerme en medio de la incertidumbre? 
Vamos a partir de la premisa que el experto en liderazgo mundial, John Maxwell, explicó en su live: Liderar en tiempos de crisis. John dijo: La incertidumbre tiene sus ventajas y beneficios, nos llama a despertar y nos sacan del automático. Nos vuelve intencionales en nuestras acciones y pensamientos”.

El caso es que, por lo general, amamos la estabilidad que nos da vivir en automático y que a su vez nos apaga. Uno de los grandes aprendizajes de la cuarentena es ver quiénessomos cuando soltamos el acelerador. Aquí es que insisto, que durante la crisis es que descubrimos lo mejor o lo peor de las personas. Hemos visto como algunos líderes se separan de los imitadores al quedarse cortos dirigiendo los países, las empresas, o sus hogares. Carecen de enfoque, humildad y creatividad para liderar con conciencia.

Vamos a tratar de evitar eso en nuestras vidas y vamos a ponernos de pie en medio de la crisis. Vamos a hacer valer nuestra grandeza.
  1.    Me pongo de pie en medio de la crisis
Cuando nos volvemos intencionales, utilizamos más la conciencia y la intuición. No vamos a aceptar ni a resignarnos, decidimos liderar nuestra vida. Para eso, vamos a crear un nuevo plan y buscar otras alternativas. Evitamos caer en el tiempo muerto y perder vínculos con el exterior. Hemos visto como muchas personas regresaron hacer cosas que le apasiona como leer, mientras otros, están descubriendo nuevos talentos o iniciado pequeños proyectos.
Como mencioné en el primer podcast, quiero que actuemos desde lo que sí. Desde lo que sí puedo, desde lo que sí quiero y desde lo que sí tengo. Para yo poder ponerme de pie en medio de la crisis, yo voy a visualizar que en el problema está la semilla de la oportunidad. Comienzo a ver la crisis como una virtud. 

Uno de los pasos que puedes dar es organizar tu mente con tres preguntas básicas:

¿Cómo es la situación actual?
¿Cuál es el problema?
¿Cómo puedo solucionarlo?
Vuelvo a citar a John Maxwell para decirte que: “El problema, está ahí para no dejarte ver la oportunidad. Cada problema si podemos atravesarlo te llevará a la oportunidad y no quiero que la pierdas, porque las oportunidades no se pierden, alguien las encuentra”
Te lo digo de otra manera: “Nos enfrentamos a una serie de oportunidades brillantemente disfrazadas como soluciones imposibles”. Me mantengo de pie en la crisis y le doy protagonismo a mi grandeza cuando entro en una evaluación constante, preferiblemente diaria, de preguntarme: 
¿Estoy valorando el regalo del tiempo? 
¿Estoy enfocándome en el hoy?
¿Estoy mejorándome?
¿Construí en la crisis o fui enterrado por ella?

 2.    Asumo la responsabilidad de mis hábitos

El exceso de tiempo nos tienta a procrastinar y alimentar la pereza. Te hago un llamado, deja de presumir un día que a lo mejor no tengas nunca. Mi grandeza está en que yo elijo prepararme bien hoy, porque así no tendré que reparar mañana. El resultado de mi mañana es la acción de hoy. 

Si estás claro en que naciste con un propósito, asumirás tu postura de manos a la obra. Desarrolla la capacidad para concentrarte en la tarea más importante, hacerla bien y terminarla. Esa práctica es la clave del éxito, del logro y del respeto a ti mismo. Mientras más rápido lo aprendas y apliques más certeros serán tus avances. 

El hábito de establecer prioridades, superar las indecisiones y encarar las tareas más fuertes e importantes, es una habilidad mental y física. Con esto te quiero decir que eres capaz de transformar malos hábitos en sana conducta con práctica y repetición.
No tenemos tiempo que perder, no es cierto que nos sobra tiempo, porque el minuto que pasó, no regresa. Y queremos vivir de acciones y resultados, no de lamentos. Si te preguntarás cada noche, cada día ¿Viví bien hoy?, cuán dramática sería la respuesta. Evalúa y date un número del 1 al 10 y luego preséntate cómo mejorarás. 
3.    Activo mi FeEl truco está en presumir que “siempre hay una respuesta”. No conocemos todas las respuestas, pero las buscamos. Recuerda que en el punto uno quedamos en que no nos conformamos, sino que lideramos para conseguir los resultados que queremos no los que nuestras circunstancias nos quieren obligar. Así que, confiamos en que siempre hay una respuesta, si te quitas eso de la mente y piensas lo contrario estás tirando la toalla. Si te quitas eso de la mente pierdes la resiliencia. Si te quitas eso de la mente dejas de lanzar a mitad del partido. 

  • Si tengo fe, me salgo de las estadísticas.
  • Si tengo fe, me libero de las falsas opiniones. 
  • Si tengo fe, eliminó las creencias limitantes, porque confío en que todo lo que necesito lo llevo dentro.

Tengo fe en mi grandeza, porque tengo talentos únicos que explotar y porque me mueve el entusiasmo de alcanzar pequeñas victorias. Permite que la incertidumbre exprima tu creatividad hasta sacarla. Haz tu mejor esfuerzo. 

Estamos en medio del partido y como dirigentes de nuestra vida es hora de hacer los ajustes para anotarnos la victoria. 

Creo en ti y creo en tu potencial. Haz Valer Tu Grandeza. 
Un abrazo.

Para más herramientas, te invito a escuchar el podcast Creo En Tu Grandeza en YouTubeSoundCloud

Publicado por Karinamarie

Life Coach, Speaker y Entrenadora Certificada, especializada en liderazgo. Licenciada en Relaciones Públicas con Master en Redacción para los medios de comunicación. Soy amante de la lectura y la escritura. Miembro del John Maxwell Team y el Club Toastmaster del Sur de la Florida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: