Declárale la guerra a tu zona de confort

Mientras más te acercas al borde de la zona de confort más intensos serán los miedos que experimentarás. Necesitas blindarte hasta los dientes para romper las barreras que te impiden disfrutar la vida que deseas. Necesitas aprender a detectar y dominar esos miedos, porque todo lo que deseas está fuera de tu zona de confort. No hay nada más peligroso que permanecer en la zona de confort y esto aplica en las diferentes áreas de nuestras vidas.

Lo primero que debemos entender es que dentro de está zona no sucede nada, absolutamente nada, que te lleve al próximo nivel. No hay crecimiento, no hay desafíos ni habrá recompensas. 

¿Estás seguro qué es ahí donde quieres permanecer? ¿Es así como te quieres sentir el resto de tus días? Como si estuvieras en un estanque que al no fluir se vuelve inservible. Lo dudo muchísimo, pero aun así te advierto que, si decides quedarte en ella, tarde o temprano la vida te sacará a empujones.

Vencer tus miedos es igual a salir de tu zona de confort para alcanzar el crecimiento. Elvis Buses, autor del libro “Como vencer el miedo”, nos explica que cada vez que te acercas al borde del circulo comienzas a experimentar el miedo. Ejemplo, cuando aprendiste a guiar o cuando tuviste que enfrentar otro idioma. La recompensa era mayor, por eso venciste los miedos, pero de seguro sentiste la incomodidad de salir de lo conocido y asumir el riesgo.

En la búsqueda de conquistar tus miedos, tendrás que pasar por ese proceso una y otra vez. Una técnica que puedes utilizar es reconocer los cambios físicos de tu cuerpo en esos momentos en que intentas retar la zona. Algunas personas sienten mariposas en el estomago y la señal en sí les avisa que están en el borde de la zona de confort, actúan rápido para seguir adelante y romper la barrera. 

El ego es aliado fiel de la zona de confort, porque es adicto al control.

Todos tenemos un ego que no está interesado en nuestro crecimiento ni desarrollo personal. El ego se las inventa para que no intentemos vencer nuestros miedos. Nos amarra a lo predecible. El ego no quiere salirse de lo conocido y alimenta el temor a lo desconocido. Debes conocer cómo funciona el ego para que puedas ganarle la batalla. Desde el momento en que decides ir por algo que derrota tus miedos, el ego comienza a crear argumentos en tu mente para que te des el out sin pisar el terreno de juego.

Ejemplo del autoengaño: 

  • Mejor hoy no
  • Tal vez mañana
  • En realidad no es tan importante
  • Estoy muy cansado

Como ya te mencioné: el que nunca se cansa es el Ego, no puedes darle tregua, hay que derrotarlo. Por eso, te comparto cuatro claves para guerrear con el ego: 

1. Conocimiento – mientras más aprendo, más valor y confianza para ir tras lo que quiero o lo que debo enfrentar que me llevará a vencer los miedos que me limitan. Mientras más conocimiento, más destrezas que debilitan mis dudas y temores

2. Exposición hacer lo contrario de lo que el miedo sugiere, tomar acción aun cuando se sienta miedo. Sustituir miedo por coraje, actuar cuando se siente miedo de hacerlo. Hay miedos que desaparecen de manera fácil y otros que no desaparecen jamás. Ahora bien, si logras funcionar con ellos, vencer la parálisis y tomar acción, ya ganaste la batalla.

Ejercicio: enfrenta el peor de tus miedos hasta que ya no te paralice, esta es la vía mas rápida. El segundo, describe varios escenarios por grado de dificultad, desde el nivel mas bajo. Crea condiciones que te estimulen.

Ejemplo, cuando decidí empezar a escribir desde lo que soy y quiero ser. Hice una evaluación de los conocimientos y experiencias que tenía, pero los temores del qué dirán o si realmente aportaría me invadían. Decidí comenzar paso a paso, y así que fue empecé a subir los post en mis redes sociales, luego creé la página para compartir escritos con mayores herramientas y después lance el podcast. Fui estudiando, adquiriendo más conocimiento y dando pequeños pasos que me ayudaron aumentar la autoconfianza. 

Descubrir que nada es irremediable, que si fallamos o fracasamos tenemos la capacidad de recuperarnos y mejor preparados para nuestro próximo paso. A eso le llamamos asumir la postura correcta ante la adversidad o situaciones que se nos presenten, pero para poder crecer tenemos que salir de las cadenas que nos atan a la falsa comodidad.

 3. Visualización – te permite ganar la autoconfianza que vence el miedo y te regala el éxito. Pelea por desbloquear el rio de desperdicios internos que invade tu mente y genera emociones negativas cuando estas al borde de tu zona de confort. Rompe el patrón con una lista de palabras positivas hacia a ti, lánzate flores y perlas. Insiste en que puedes manejar la situación que se te presente, que puedes alcanzar las metas que te propongas por grandes o pequeñas que sean. Puedes hacer un ejercicio de visualización. Antes de exponerte, presenta un mapa de que es lo peor que te podría pasar y atájalo con soluciones previas. 

4. Saca tu superhéroe interno. A lo largo de tu vida has superado muchos miedos y ya sabrás que al otro lado del miedo está la satisfacción y la euforia. En tus momentos de victoria te sientes como un verdadero superhéroe. Nuestro cerebro tiene el mismo poder y eficiencia para crear soluciones que para crear excusas. Por ende, cuando estés apunto de actuar y te invadan las dudas y la excusa de por qué no lo debes hacer, hazte esta pregunta: La persona en quien me quiero convertir ¿Qué haría en este momento?, ¿Qué haría en esta situación? La mente logrará traerte las respuestas con la misma rapidez, diriges tus pensamientos hacia la actitud positiva de buscar respuestas y eliminar el no creo y el no puedo. Intenta que no exista un tiempo de espera entre el momento en que recibes la respuesta y el momento en que actúas. Recuerda que el ego no descansa y contrataca, pero tu misión es ganarle la batalla.

Cuando te conectas con tu héroe interno vuelves a implementar estrategias que te dieron resultados antes y eso te ayuda a dominar la batalla mas rápido. Recuerda las sensaciones y la postura de poder que asumes cada vez que te anotas una victoria. Vencer tus miedos para derrotar la zona de confort es un desafío, pero las recompensas valen la pena. 

Más herramientas:

  • Ataca la zona de confort con la fijación de metas que te estimulen, organizadas en tareas específicas.  
  • Establece pasos y trabajar en ellos. Una tarea a la vez.
  • Escribe una lista de obstáculos en orden de prioridad y comienza atajarlos. 
  • Comprométete con tu excelencia. 
  • Asóciate con las personas adecuadas. Cuida tu energía, protégela. 

Te cuento una breve historia

Soy redactora y relacionista pública de profesión y pronto me estaré certificando como coach y conferenciante. En el 2019, fui invitada a representar a Puerto Rico en la Serie Internacional de Béisbol en Nicaragua, como periodista deportiva, y tenía que presentar dos talleres ante audiencias completamente diferentes, unos eran estudiantes y otros cronistas deportivos experimentados. 

Mi misión, además de una buena representación, era brindarles conocimientos sobre la nueva era del periodismo deportivo digital. El reto era grande, y también mis deseos de hacerlo bien. Sin embargo, tenía muchos miedos de no llenar las expectativas. Me preparé con anticipación, y el miedo me seguía creando dudas. Empujada por la inseguridad, todavía la noche anterior, volvía y cambiaba la presentación (error). Les confieso que no dormí, me repetía que solo tenía que compartir mi experiencia, captar su atención y enseñarle la información, pero el miedo seguía presente. Logré dar la presentación y me amarré un poco a los papeles en búsqueda de sentirme segura, otro error, porque dominaba el tema. Al arrancar logré apartar los miedos, abracé la confianza y complací la audiencia. 

Al salir, muchos de ellos se acercaron y me pidieron fotos, incluso me dijeron cuanto les inspiré, la satisfacción fue a otro nivel, no supero esa emoción de gratitud que sentí. Ahora bien, al terminar ambas presentaciones, no pude concluir la cargada agenda de ese día. Los efectos físicos del miedo, que había vencido, pero experimentado, rindieron cuentas.

 

El esfuerzo del valor, sumado al cansancio de la preparación y el estrés, me produjeron un dolor de cabeza tan fuerte que terminé mareada y vomitando. ¿Por qué te digo esto?, porque quiero que sepas que mi vida hubiera sido diferente en tantos aspectos si tuviera desde hace tiempo las herramientas que te comparto en mis post y escritos para tu crecimiento personal. Yo no quiero que pierdas ni el tiempo ni las oportunidades que yo perdí. Quiero que salgas a darlo todo aún con miedo, aún cuando fracases en el camino, porque ahí esta el aprendizaje. No desmalles, resiste y persiste. 

Te invito a creer en el potencial que cargas para hacer valer tu grandeza. 

Confía en que por encima de los efectos físicos temporeros de atravesar la zona de confort, está una satisfacción eterna y con un valor incalculable.

Soy Karina Marie y creo en ti. 

Gracias por leerme. 

 

 

 

Publicado por Karinamarie

Life Coach, Speaker y Entrenadora Certificada, especializada en liderazgo. Licenciada en Relaciones Públicas con Master en Redacción para los medios de comunicación. Soy amante de la lectura y la escritura. Miembro del John Maxwell Team y el Club Toastmaster del Sur de la Florida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: